Huertos de Ocio

Plantar en Otoño

Estamos en época de plantación de las verduras de invierno. (Brócoli, borraja, acelga, cardo, col de hoja, coliflor, alcachofa, etc. Además de las variedades habituales de lechuga incluida la escarola y como siempre la cebolla y otras variedades que encontraréis en los viveros.

De finales de julio a finales de febrero existen muchas posibilidades para seguir plantando hortalizas, verduras y hierbas en tu huerto. A continuación os informamos de algunas de estas opciones.

Ajos

En zonas cálidas se pueden sembrar de octubre a enero y en las frías, de enero a marzo. El proceso requiere colocar los dientes de ajo con la punta, que asome por la tierra y hacia arriba. Entre diente y diente debe haber una distancia de unos 10 centímetros. Se puede juntar en el mismo recipiente con fresas, lechugas, tomates, zanahorias y cualquier otra planta de ciclo largo.

Apios

En semillero protegido se suelen sembrar entre febrero y marzo. Existen diversas variedades, como los verdes y los dorados. La reproducción se realiza mediante semillas que deben permanecer a una temperatura superior a los 24ºC. Debemos dejar una separación de 25 centímetros, para los dorados, y de 40 para los verdes. Es combinable con pepinos, puerros, espinacas, coles, tomates, judías, rábanos y lechugas.

Berenjenas

Son sensibles al frío, por ello es mejor utilizar un semillero protegido entre febrero y marzo con una temperatura entre 27 y 32ºC. Se suele dejar un margen de 40 a 50 centímetros entre cada una. No es aconsejable juntarlas con otras plantas.

Escarolas

En semillero protegido se suelen sembrar entre enero y febrero. Es necesario dejar un espacio de 20 a 25 entre cada semilla. Se puede asociar con ajos y cebollas.

Pepinos

En semillero protegido se suelen sembrar entre febrero y abril. Esta planta trepadora se origina en semillas que para germinar necesitan una temperatura mínima de 20ºC. Se pueden juntar con guisantes, lechugas, zanahorias, cebollas, apios y espinacas.

Perejil

Evitando las heladas, se puede sembrar durante todo el año. Las semillas pueden tardar un mes en germinar y necesita riegos copiosos. Se pueden combinar con tomates y apios.

Pimientos

En semillero protegido se suelen sembrar entre febrero y marzo. Las semillas acostumbran a germinar con una temperatura de 27 a 32ºC. Se pueden conjuntar con tomates y berenjenas.

Tomates

Se puede sembrar entre marzo y junio. La separación entre plantas debe ser de un mínimo de 40 centímetros. Es de fácil unión con lechugas, escarolas, espinacas, coles, ajos, cebollas, rábanos, albahaca y perejil.

Zanahorias

Esta planta bianual requiere que su siembra se realice a un centímetro de profundidad con una separación de dos centímetros entre cada semilla. Se puede compaginar con cebollas, ajos, tomates, rábanos, guisantes y lechugas.

Recuerda que ya te hemos hablado de una serie de hortalizas y verduras que se pueden plantar durante todo el año: como es el caso de las acelgas, las lechugas, los rábanos.

Verduras, hortalizas y hierbas para sembrar durante el otoño

A veces cuando llega este último trimestre del año en el que los días son más cortos y las horas de luz disminuyen mucho, podría parecer que se ha acabado la época para sembrar verduras y hortalizas. Pero no es del todo cierto. Aún existe un tiempo para disfrutar de las acelgas, las lechugas, los nabos, los rábanos, los canónigos, la albahaca o la menta, entre otras posibilidades. La mayoría se puede sembrar durante todo el año salvando las épocas más extremas (mucho calor y mucho frío). A continuación vemos algunas de estas opciones.

Acelgas

Si vivimos en una zona de clima templado, se puede sembrar todo el año. En cambio en áreas frías, es preferible que esperemos a finales del invierno, ya que son muy sensibles a las heladas. Podemos colocar dos o tres semillas directamente en la tierra y cuando hayan crecido unos diez centímetros descartar aquellas que no se hayan desarrollado de forma óptima.

Lechugas

Como en el caso de las acelgas, se siembra dos o tres semillas. En cambio no es necesario profundizar mucho en la tierra. Cada grupo de semillas debe estar separado por uno o dos centímetros de margen.

Rábanos

El método de sembrado es en hileras. Hay que tener en cuenta que la germinación se realiza en unos cuatro días, así que es necesario estar pendientes para cambiarlas de sitio y dejar unos cinco centímetros de espacio entre cada rábano.

Canónigos

El mejor periodo es a finales de verano y durante el otoño. Un consejo útil es mantener las semillas en remojo la noche anterior a su siembra.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *